martes, 22 de junio de 2010

UN DÍA PERFECTO


¿Conoces esa sensación? Sí, la conoces.Esa sensación de sentirte liberada, en la que nada te importa más que disfrutar, divertirte.Te sientes feliz. Increíblemente feliz. Te levantas de la cama con alegría, acompañada de los primeros rayos de sol que te sonríen y endulzan aún más la mañana.
Todo tiene mejor pinta hoy. El espejo no deja de decirte lo increíblemente guapa que estás. Ese desayuno que otros días parece monótono y aburrido se convierte en una explosión de sabor y colores. La mochila parece pesar menos de lo habitual.
Vas caminando hacia el instituto sonriente, transmitiendo ese pequeño gesto a los transeúntes que, como tú, se dirigen a sus respectivos trabajos o colegios.Te sientes muy segura de tí misma. Tu cabello ondea al son de la breve brisa que adorna ese día soleado. Te encuentras con tus amigas. Te ríes, bromeas, recuerdas tiempos pasados, imaginas...y de repente caes en la cuenta de lo que está pasando.Lo sabes.Sí, es eso. Uno de esos días que no se parecen en nada a los de siempre. Un día perfecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario